Papa León IX

El Papa León IX, nacido Bruno de Egisheim-Dagsburg, fue obispo de Roma y gobernante de los Estados Pontificios desde el 12 de febrero de 1049 hasta su muerte en 1054. León IX es ampliamente considerado el papa alemán de mayor importancia histórica de la Edad Media; fue instrumental en la precipitación del Gran Cisma de 1054, considerado el punto de inflexión en el que las Iglesias Católica y Ortodoxa se separaron formalmente.
León IX favoreció la moral tradicional en su reforma de la Iglesia Católica. Uno de sus primeros actos públicos fue celebrar el sínodo de Pascua de 1049; se unió al emperador Enrique III en Sajonia y lo acompañó a Colonia y Aquisgrán. También convocó una reunión del clero superior en Reims en la que se aprobaron varios decretos reformadores importantes. En Maguncia celebró un concilio en el que estuvieron representados el clero italiano y francés, así como el alemán, y los embajadores del emperador bizantino estuvieron presentes. También aquí, la simonía y el matrimonio del clero fueron los principales asuntos tratados. Es considerado como un santo por la Iglesia Católica, su fiesta se celebra el 19 de abril.