Su éxito es Nuestro Éxito

Algunos residentes de Carolina del Norte pueden pensar que es inofensivo poner información falsa en una solicitud de tarjeta de crédito. Muchas instituciones financieras no requieren que las personas presenten documentos como talones de pago o declaraciones de impuestos como parte del proceso de solicitud de tarjeta de crédito. Sin embargo, mentir intencionalmente en una solicitud puede contar como fraude bancario y dar lugar a cargos penales.

Necesita asistencia legal inmediata si está acusado o acusado de fraude bancario. Obtenga más información sobre cómo funciona el fraude relacionado con las solicitudes de tarjetas de crédito y luego comuníquese con un abogado de defensa criminal de cuello blanco que pueda proteger sus derechos.

Fraude relacionado con solicitudes de tarjetas de crédito

En muchos casos, el factor más importante para obtener la aprobación de una tarjeta de crédito son los ingresos del solicitante. Un artículo de U. S. News and World Report indica que, si bien las instituciones financieras pueden usar el puntaje de crédito de un solicitante para determinar la elegibilidad para una tarjeta de crédito, los ingresos generalmente son un factor clave. Las regulaciones legales diseñadas para proteger a los consumidores de prácticas de préstamo depredadoras hacen necesario que la mayoría de los prestamistas sigan los requisitos de ingresos antes de aprobar las solicitudes de tarjetas de crédito. Algunas personas se acuestan accidentalmente en las solicitudes de tarjetas de crédito al incluir los tipos de ingresos incorrectos, como el salario de un padre o los desembolsos de un préstamo estudiantil. Sin embargo, otros solicitantes informan a sabiendas de ingresos más altos para calificar para una tarjeta de crédito. Si la institución financiera descubre la mentira, puede optar por presentar cargos penales.

Sanciones graves por fraude bancario

Según FindLaw, el fraude bancario describe acciones destinadas a defraudar a una institución financiera u obtener fondos o activos por medios falsos. El fraude bancario es un delito federal con posibles sanciones, que incluyen millones de dólares en multas y décadas en prisión. Si bien muchas personas piensan que acciones como falsificar o robar cheques son ejemplos comunes de fraude bancario, mentir en una solicitud de tarjeta de crédito también puede llevar a cargos penales. El procesamiento por solicitudes de tarjetas de crédito fraudulentas puede no ser una ocurrencia común, pero sigue siendo una posibilidad.

Comience a construir una defensa sólida

Los abogados de defensa penal de Frasier & Griffin, PLLC, pueden ayudarlo a proteger sus derechos y libertades. Obtenga más información sobre cómo pueden ayudarlo contactando a la firma y programando su primera reunión.