Tieck, Ludwig

Nacionalidad: alemana. Nacimiento en Berlín, 31 de mayo de 1773. Educación: Gimnasio progresivo, Berlín, se graduó en 1792; estudió teología en la Universidad Prusiana de Halle, 1792; universidad de Göttingen, Hannover, 1792-94. Familia: Casada con Amalie Alberti en 1798 (fallecida en 1837); dos hijas. Carrera: Escritor desde una edad temprana con obras prometedoras compuestas durante sus días de gimnasio; trabajó en publicaciones para Christoph Friedrich Nicolai, Berlín, 1794-98; asociado con un grupo de intelectuales y escritores llamados los Románticos de Jena, que incluía a Friedrich Schlegel, August Wilhelm Schlegel y Friedrich Schelling, 1798-1800; viajando entre Hamburgo, Berlín y Dresdon, buscando varios empleos, 1800-02; viajando a Praga e Inglaterra, 1811-17; historiador literario y editor, Teatro de Dresde; director de escena, Teatro Prusiano, Berlín. Muerte: 28 de abril de 1853.

Publicaciones

Cuentos

Die sieben Weiber des Blaubart: Eine wahre Familiengeschichte. 1797.

Novelas cortas

The Mysterious: Novela corta. 1823.

El compromiso: Novela corta. 1823.

Musical Sorrows and Friends: Novela corta. 1824.

Los viajeros: Novela corta. 1824.

The Riot in the Cevennes: Una novela corta en Cuatro secciones. 1826; as The Rebellion in the Cevennes: An Historical Novel, 1845.

Novelas cortas recopiladas. 1828.

Der Alte vom Berge, y: Die Gesellschaft auf dem Land: Zwei Novellen. 1828; como el Viejo de la Montaña, 1831.

Las pinturas: Novela corta. 1829; as The Pictures in Foreign Tales and Traditions, 1829.

Epílogo en memoria de Goethe: Tras la representación de Ifigenia en Dresde los 29. 1832.

Novellenkranz. 1831-35.

El Joven Maestro Carpintero: Una novela en siete secciones. 1836.

Novelas

Hechos y sutilezas de reconocido poder y genio. 1790-91.

Abdallah: Una narrativa. 1793.

Una visión sin aventurerismo. 1795-96.

Historia del Sr. William Lovell. 1795-96.

La factura fraudulenta, o: No tienes que creer lo que ves. 1796.

Barba Azul de Caballero: Oreja de Enfermera. 1797.

Efusiones del corazón de un hermano monástico amante del arte. 1797.

La despedida: Un juego de ensueño en dos ascensores. 1798.

Alla-Moddin. 1798.

Un Sinvergüenza sobre Otro, o el Látigo del Zorro: Una Obra de Laúd en Tres actos. 1798.

Franz Sternbald’s Wanderings: An Old German History (en inglés). 1798.

Fantasías sobre arte, para amigos del arte. 1799.

Todos los escritos. 1799.

Poemas románticos. 1799.

El Monstruo y el Bosque Encantado: Un cuento musical en cuatro actos. 1800.

Emperador Octaviano: Una comedia en dos partes. 1804.

Phantasus: Una colección de cuentos de hadas, cuentos, obras de teatro escolares y novelas cortas. 1812-16.

Todas las obras. 1817-24.

The book on Shakespeare: Handwritten Record (en inglés). 1920.

Pietro von Abano o Petrus Apone: Historia Mágica. 1825.

Escritos. 1828.

Todas las obras. 1837.

Vittoria Accorombona. 1845.

Poemas: Nueva edición. 1841.

Escritos Críticos. 1852.

Bibliotheca Tieckiana. 1849.

Epílogo de la celebración del centenario del nacimiento de Goethe. 1849.

Dramaturgische Blätter. 1852.

La Noche de Verano: Un Poema Juvenil. 1854; como La Noche de Verano, 1854.

Nachgelassene Schriften: Auswahl und Nachlese. 1855.

Obras: Edición revisada y explicada críticamente. 1892.

Obras de teatro

El Gato con Botas: Un Cuento de Hadas para niños en tres actos, con interludios, prólogo y epílogo. 1797; como «Gato con botas» en Los Clásicos alemanes del siglo XIX y XX, 1913.

La vida y muerte de Santa Genoveva: Una tragedia. 1820.

Otros

Editor, con Johann Karl August Musaeus y Johann Georg Miller, Straußfedern. 1795.

Editor y traductor, Der Sturm: Ein Schauspiel, editado para el teatro, por William Shakespeare. 1796.

Editor, cuentos populares. 1797.

Editor, Revista Poética. 1800.

Editor, con August Wilhelm Schlegel, Musen-Almanach für das Jahr 1802. 1802.

Editor, con Friedrich Schlegel Novails Schriften, por Friedrich von Hardenberg. 1802.

Editor, Minnelieder de la Era Suaba. 1803.

Editor, con F. Batt y Le Pique, Obras de Mahler Müller, de F. Müller. 1811.

Editor y traductor, Teatro Inglés Antiguo: O Suplemento de Shakespeare. 1811.

Editor, Frauendienst or: Geschichte und Liebe de Knight y cantante Ulrich von Lichtenstein, por sí mismo beschreiben. 1812.

Editor, Deutches Theater. 1871.

Editor, escritos legados por Heinrich von Kleist. 1821.

Editor, Preescolar de Shakespeare. 1823.

Editor, William Shakespeare: Dramatic Works translated by A. W. Schlegel. 1825.

Editor, Recopilación de escritos de Kleist. 1826.

Editor, con F. von Raumer, Nachgelassene Schriften und Briefwechsel de K. W. F. Solger. 1826.

Editor, Vida y acontecimientos de montaña del Escudero Marcus Obregón: O Autobiografía del poeta español Vicente Espinel. 1827.

Editor, Recopilación de escritos. 1828.

Editor, Die Insel Felsenburg oder wunderliche Fata einer Seefahrer: Eine Geschichte aus dem Anfangen des achtekh Jahrhunderts de Johann Gottfried Schnabel. 1828.

Editor, Evermont: Novela de Sophie Bernhardi. 1836.

Editor, King Sebastian. 1839.

Editor, Recopiladas novelas cortas de F. Berthold. 1842.

Editor, Poemas de K. Förster. 1843.

Editor, el cancionero más antiguo de Goethe por Johann Wolfgang von Goethe. 1844.

Editor, Nuevos Manuscritos: La Tercera Parte de Hardenberg. 1846.

Traductor, Vida y Hazañas del astuto Noble Don Quijote de La Mancha por Miguel de Cervantes. 1799.

Traductor, Cuatro obras de Shakespeare. 1836.

*

Estudios críticos:

Ludwig Tieck. Recuerdos de la Vida del Poeta después de Sus Comunicaciones Orales y Escritas de Rudolf Köpke, 1855; «Tieck’s Novellenbegriff» de Paul Johann Arnold en Euphorian, 1921; Una Nota sobre el Romanticismo temprano de Tieck de Edwin Hermann Zeydel, 1926; «Ludwig Tieck’s Künstlerdichtungen» de Pauline Bruny, 1934; Ludwig Tieck y la Iglesia Medieval, de la Hermana Mary Magdalita Scheiber, 1939; La intención estética de la fantástica Comedia de Tieck, de Immerwahr, 1953; Ludwig Tieck. From Gothic to Romantic de Trainer, 1961; «Tieck’s Romantic Fairy Tales and Shakespeare» de Hubbs, en Studies in Romanticism, Verano de 1969; El motivo del destino en las Obras de Ludwig Tieck de Alan Corkhill, 1978; El Presente Ilimitado: Espacio y Tiempo en los Cuentos de Hadas Literarios de Novalis y Teick de Gordon Birrell, 1979; El sueño oscuro de la Realidad de William J. Lillyman, 1979; «The Relevance of the Incest Motif in Der blonde Eckbert «de Kurt J. Fickert en Germanic Notes, 1982, pp.33-35;» The Perceptive Non-Artist: a Study of Tieck’s Der Runenberg «de Victor Knight en New German Studies, Primavera de 1982, pp. 21-31;» Self-Reflexive Siblings: Incest as Narcisism in Tieck, Wagner, and Thomas Mann » de Gail Finney en German Quarterly, 1983, pp. 243-56; Ludwig Tieck: A Literary Biography by Roger Paulin, 1985; The Intercontexuality of Self and Nature in Ludwig Tieck’s Early Works by Heather I. Sullivan, 1997.

* * *

Entre las principales contribuciones de Ludwig Tieck al romanticismo alemán se encuentran dos historias cortas inquietantemente sugerentes, «Blond Eckbert» (Der Blonder Eckbert) y «The Runenberg» (Der Rünenberg). «El rubio Eckbert» comienza con mucha calma, presentando a un caballero rubio de 40 años de edad, que vive una vida retirada en su castillo en las montañas Harz. Aunque los invitados vienen muy pocas veces, Eckbert recibe regularmente a Philipp Walther, un franconiano, y un día, sintiendo una cierta afinidad de espíritu, no puede resistir la tentación de persuadir a su esposa, Bertha, para que le cuente a su invitado la historia de su juventud. Es una historia extraña. Hija de padres empobrecidos, Bertha huyó de casa y corrió hacia el bosque oscuro. Por fin se encontró con una anciana decrépita vestida de negro que la llevó a su choza y le dijo que debía ganarse la vida haciendo las tareas. Sola, pero habiendo encontrado compañía en un perro cuyo nombre se le escapa, Bertha se estableció durante cuatro años. Como señala con tristeza, los seres humanos ganan su ingenio solo para perder su inocencia: al cumplir 14 años, Bertha emprendió sus viajes de nuevo y, a pesar de que se le dijo insistentemente que solo la moralidad conduce a la felicidad, se llevó consigo muchas de las joyas preciosas que la anciana había estado trayendo misteriosamente a la cabaña. Bertha entonces vagó inquieta hasta que conoció a Eckbert, con quien se casó.

Eckbert no pierde el tiempo alabando a su esposa, pero cuando Walther responde, deja escapar el nombre del perro. Claramente, Walther sabe más sobre la historia de lo que nunca parecía probable. Bertha y su marido sospechan, y cuando, aunque sin intención, Eckbert dispara a Walther con su ballesta, se siente aliviado hasta descubrir que su esposa también ha muerto. Después de conocer a un viejo caballero que le recuerda extrañamente a Walther, Eckbert cabalga hacia el bosque salvaje. Allí se encuentra con la bruja que había acogido a Bertha hace tantos años, y ella le cuenta terribles verdades. Walther y el viejo caballero no eran otra cosa que transfiguraciones de sí misma. En cuanto a Bertha, con quien se había casado, era su hermana. Bertha, hija ilegítima abandonada de un rey, había sido criada por pastores y, si hubiera servido virtuosamente sus años de prueba, el mal habría sido purgado. Recuerdos tenues de algo sobre el comienzo de todo este revuelo en Eckbert. Solo se suman a su angustia: expulsado de su ingenio, cae al suelo y muere.

Contrastando lo hogareño con la extraña y ordenada vida doméstica con el desierto, donde fuerzas extrañas y poderosas amenazan el precario dominio de la humanidad sobre la naturaleza, «Blond Eckbert» explota los recursos literarios recientemente redescubiertos del cuento de hadas alemán para desarrollar temas profundamente inquietantes a través de una seductora mezcla de sueños y pesadillas con conciencia racional. La razón se muestra como débil e insegura cuando se ve amenazada por las fuerzas primarias de la naturaleza. Viajar a través de bosques y montañas adquiere un significado simbólico, ya que la búsqueda a menudo vana de la humanidad para escapar de dilemas intratables, y los roles masculinos y femeninos invitan a la interpretación no solo sobre la naturaleza de las diferencias sexuales, sino también sobre los dos lados de la personalidad de un individuo.

Comentarios similares se aplican a «El Runenberg», aunque el hecho de que el personaje principal no es un caballero, sino un individuo mucho más humilde y el énfasis en los efectos de la pobreza hacen que sea más fácil para la mayoría de la gente identificarse con esta historia. La inclusión de varios poemas en la historia se suma a su dimensión romántica. El joven Cristiano—la elección del nombre no puede ser insignificante—se ve impulsado por un descontento interior inexplicable a abandonar el pueblo donde su padre trabaja como jardinero. Anhela ir a una región montañosa. El realismo da paso a algo más como un cuento de hadas cuando tira ociosamente de una raíz; cuando sale del suelo, escucha un misterioso gemido. Poco después, se encuentra con un extraño, que al caer la oscuridad, conduce al joven Cristiano hacia el inaccesible y misterioso Runenberg. Allí ve a una mujer-alta, dominante, de constitución poderosa-con un aura de otro mundo; a medida que se desnuda, se da cuenta de que toda su personalidad se transforma. Acercándose a él mientras está parado frente a una ventana, la mujer le entrega una tablilla con incrustaciones de joyas como recuerdo. Al despertar después de dormir, Christian baja de la montaña a un idílico pueblo, donde está encantado con la fiesta de la cosecha que se celebra con simples ritos religiosos.

No pasa mucho tiempo antes de que se case con una chica local y se establezca para disfrutar de una modesta prosperidad. Pero la idea de volver a ver a sus padres y decirles que él también está disfrutando de trabajar como jardinero lo tienta a aventurarse fuera del pueblo. Aunque profundamente inquieto, está encantado de conocer a su padre que viene a reunirse con él, y la pareja regresa al pueblo. Cinco años más tarde, un extraño llama, se queda un tiempo, y al partir deja una gran suma de dinero, diciendo que Christian puede tenerlo si no regresa dentro de un año. Mientras espera, la codicia lo consume, y se obsesiona con las riquezas ocultas en las montañas. Abandona su familia y su hogar, donde sobreviene la penuria. Al regresar mucho más tarde, revela que todavía está esclavizado por la hermosa mujer en el Runenberg. Su esposa mira hacia arriba para ver solo a una anciana bruja, pero Christian se marcha a pasos agigantados para unirse a ella, para no volver a ser vista nunca más.

Aparte de un énfasis en la pobreza y el significado de los sueños, La Superfluencia de la vida (Des Lebens Überfluss), otra obra de ficción corta de Tieck, pertenece a un mundo bastante diferente de los cuentos de hadas que Tieck escribió casi 40 años antes. Categorizado como perteneciente a la tradición» novelle » debido al enfoque de Tieck en un solo tema y su uso del dispositivo estructural del flashback de un sorprendente evento inicial, la historia comienza con informes de un pueblo lleno de rumores salvajes después de algún extraño suceso en una casa en los suburbios. A continuación, la narración, realizada por un narrador en tercera persona anónimo pero silenciosamente divertido, se duplica para presentar a una joven pareja que vive en total penuria en habitaciones de un piso superior. El marido, un hombre de espíritu y estilo, se niega a deprimirse, y su esposa le ayuda a mantenerse alegre. Poco a poco aprendemos los hechos: él ha ocupado un puesto en alguna embajada, ella es una joven de posición, y para la furia de su padre, se han fugado. A estas alturas, han empeñado o vendido todo lo que poseen, incluida una edición rara de Chaucer que el joven bien leído aprecia. Para mantenerse caliente durante un invierno particularmente frío, decide comenzar a cortar la escalera de roble para obtener leña. El propietario regresa, ve lo que se ha hecho a su propiedad, y está lejos de divertirse por la ingeniosa despreocupación del joven. Las cosas dejan de tomar un giro feo solo por un final feliz convencional que implica un cambio de corazón por el padre de la joven y el regreso de la edición de Chaucer. Aunque ligero, este es un cuento divertido, dado vida por el carácter emprendedor de su héroe irrefrenable e irresponsablemente optimista.

—Christopher Smith