Variedad de Anticonceptivos Seguros para Pacientes con Lupus

Las mujeres con lupus eritematoso sistémico estable pueden usar con relativa seguridad cualquiera de las tres formas de control de la natalidad – un anticonceptivo oral combinado, un anticonceptivo solo con progestina o el dispositivo intrauterino de cobre—de acuerdo con los hallazgos de un estudio que mostró que cada método tenía su propio pequeño grado de riesgo.

La seguridad de estas formas de anticoncepción se evaluó en un estudio de 162 mujeres con lupus eritematoso sistémico (LES) leve y estable, según el Dr. Jorge Sánchez-Guerrero del Instituto Nacional de Ciencia Médica y Nutrición Salvador Zubirán en la Ciudad de México y sus asociados.

Las puntuaciones medias del Índice de Actividad de la Enfermedad de LES en mujeres (SLEDAI) fueron de 6,1 en mujeres que recibieron OC combinados, de 6,4 en mujeres que recibieron píldoras de progestina y de 5,0 en receptoras de DIU de cobre.

La variable principal fue la actividad global de la enfermedad. Entre los desenlaces secundarios se incluyeron brotes de la enfermedad, la mediana del tiempo hasta el primer brote y los efectos adversos. La actividad de la enfermedad se evaluó al inicio y a los meses 1, 2, 3, 6, 9, y 12.

No hubo diferencias significativas en la actividad de la enfermedad entre los tres grupos (N. Engl. J. Med. 2005;353:2539–49).

La mediana de tiempo hasta el brote de la enfermedad fue de 3 meses en cada uno de los tres grupos. Dos mujeres en cada grupo en anticoncepción hormonal desarrollaron trombosis, para un total de cuatro casos. Hubo cinco casos de infección grave en el grupo de DIU, dos en el grupo de OC y dos en usuarios de la píldora de solo progestina.

Aunque los tres métodos son relativamente seguros, las mujeres que toman anticonceptivos hormonales requieren un seguimiento estrecho para detectar el riesgo de trombosis, señala el Dr. Sánchez Guerrero y sus asociados.

En un editorial adjunto, la Dra. Bonnie L. Bermas, del Brigham and Women’s Hospital de Boston, señaló que hay varias razones para recetar anticonceptivos orales en mujeres con LES estable.

Entre ellos se encuentran que los embarazos planificados durante la remisión tienen mejores resultados; estas mujeres a menudo reciben medicamentos teratogénicos y requieren una forma confiable de control de la natalidad; y los OC pueden reducir la pérdida ósea en aquellas que reciben terapia glucocorticoide a largo plazo (N. Engl. J. Med. 2005;353:2602–4).

En general, dice que los hallazgos » apoyan el uso de anticonceptivos orales combinados por personas con enfermedad inactiva o moderadamente activa y estable.»